miércoles, 4 de marzo de 2015

Calidad y Calidez . Saelia Aparico en Casa Leibniz

"El alma es el espejo de un Universo indestructible". Estas palabras de G. Leibniz me inspiran a presentar una serie de entrevistas a los artistas contemporáneos que han hecho posible que Casa Leibniz, durante seis días (24.02-1.03), haya sido en España, un acontecimiento UNIVERSAL.

Han sido numerosas las expresiones de asombro y agradecimiento de las personas que se cruzaban el portalón del Palacio de Santa Bárbara tras ver esta exposición colectiva. No tenían por qué compartir. Pero como el gozo estético es difusivo, necesitaban decirnos palabras como "creí estar en Berlín o en Nueva York al ver este proyecto, enhorabuena" o "Este espacio es privilegiado para poder contemplar las Obras de Arte". 

¿Mi riqueza estos días?... Más allá de las suelas desgastadas por muchas horas de pie (y algo de agujetas en las mejillas por sonreír) es la de haber conocido a un equipo de compañeras increíble (Sara A./ María S./ María C./ Violeta R./ Sara G.), numerosos artistas, galeristas y profesionales, colegas de la Facultad que llevaba años sin ver y compañeros de trabajo de varios puntos del país. Las personas. Y el espacio mágico de Arte contemporáneo español que ha permitido convertir un palacio madrileño en un tiempo de disfrute estético. El texto de Germán Huici me ha ayudado, con su reflexión crítica, a "mirar" mejor.




El Comisariado del proyecto impulsado desde Espacio Valverde (Staurat & Pérez) y las Galerías que han participado, han formado parte de un experimento de creatividad que con diversos ingredientes ha resultado ser un buen escenario cultural, fresco y apetecible, para toda la sociedad. Gracias a CampoCerrado en el patio principal, se han producido espacios de encuentro y conversación de los que tanto se agradecen.

Leibniz proponía reformar la educación de la juventud para conseguir reforzar el linaje humano. Esa es la gran tarea pendiente de nuestro país en materia de educación artística. Uno de nuestros Objetivos en COOLTERS es comunicar cultura con eficencia y creatividad. 

Gracias por este proyecto colectivo recién nacido.
Beatriz Rodríguez-Rabadán B.

____


Cuando se cierra el telón, siempre queda un escenario como éste para conocer a los actores. Aquí os dejamos con una primera entrevista hecha por nuestra colaboradora Sara Gimeno a Saelia Aparicio (Galería Javier Silva)


                                                                          Fotos. Violeta Recio




1-    ¿Cómo empezó tu trayectoria como artista y cuales fueron tus motivaciones?

Durante mi carrera en Bellas Artes estaba interesada en la fotografía, pero poco a poco me fui metiendo en el campo del dibujo que he ido desarrollando desde entonces.
Fue en el año 2012 cuando me decidí y me di cuenta de qué era lo que quería hacer en mi vida. Ese momento tuvo lugar durante mi participación con una instalación ese mismo año en La Conservera, donde tuve la suerte de compartir espacio con artistas de renombre, de los que aprendí mucho, como son Markus Schinwald, Lothar Hempel, Matthew Ronay u Oriol Nogués. Digamos que en ese momento es cuando llegó mi epifanía como artista y me dije: “quiero hacer esto”.

2-    Háblanos algo más sobre tu obra, ¿Cómo es el proceso creativo y los temas que quieres abordar?

He trabajado con distintas disciplinas artísticas como la escultura, la instalación, el dibujo... y 
también estoy intentado desarrollar obra en animación, pero sin hacer distinciones entre disciplinas, ya que lo que considero que realmente importa es el comunicar una idea y que sea coherente dentro de mi propio discurso. Uno de los aspectos que más me interesa sobre el  dibujo es que este debe ser completado con la mente de quien lo observa, ya que considero que el arte ha de estimular al espectador y su capacidad de interpretación.

Otro aspecto que siempre ha despertado mi interés y que trato de llevar a mi  producción es la crítica social, pero tratando de evitar caer en juicios moralistas. Siempre dejo que el entorno me afecte y enriquezca. Cuando vivía en Valladolid, hacía más obra sobre paisaje, la gestión de los recursos naturales y refugios para el pensamiento. Ahora que vivo en Londres mi obra tiene un contenido más urbano. 
Mi tesina en el Royal College of Art la escribí sobre cómo el desarrollo del capitalismo fue en paralelo al de los métodos de transporte, y cómo esto ha conformado el desarrollo de las ciudades, la percepción del tiempo en el mundo occidental y hacia donde evolucionará un sistema basado en energías fósiles que ya han alcanzado su cénit para así, especular sobre posibles alternativas al capitalismo tardío, como es la teoría del decrecimiento de Serge Latouche. Todos estos temas, me interesan mucho y sobre ellos planeo desarrollar obra en el futuro.

3-    Como bien has dicho, tu obra se centra en el dibujo y tiene un alto contenido social. ¿Qué te inspira y cuales son tus fuentes y referentes artísticos?
Me inspiro en la realidad, en el absurdo del día a día y lo que nos rodea. En cuanto a mis referentes, aunque quizá pueda resultar curioso, son más escritores que artistas plásticos, escritores como Yukio Mishima, Raymond Carver o Georges Perec son mi fuente de inspiración porque para mí, dibujar es casi como escribir, lo veo algo muy caligráfico.

4-    En la última semana de febrero has participado en el proyecto Casa Leibniz, ¿Cuál ha sido tu experiencia?
Es un proyecto muy interesante porque es algo diferente, y aunque sea una plataforma en cierto modo comercial, es ante todo arte y las obras respiran y dialogan entre sí en un espacio que invita a la contemplación y al disfrute. Es calidad y calidez.




No hay comentarios:

Publicar un comentario