jueves, 10 de abril de 2014

Y tú, ¿qué esperas de un Museo?

Celebramos las 2000 visitas a nuestro blog de Coolters con esta pregunta que solo tú puedes responder: ¿qué esperas de un Museo?

No hace falta que tengas un punto de vista de experto. 
Tú como usuario, ¿que expectativas tienes? ¿que motiva tu visita? 
La respuesta será diferente en cada caso. Pero todas son aptas para hacer una radiografía de todos los públicos que caben en los Museos. Todas las personas caben, y todas han de encontrar algo que satisfaga su deseo.

Algunas de las respuestas posibles pueden ser...
  • En un Museo espero aprender, espero encontrar conocimiento.
  • Yo pretendo pasarlo bien, divertirme.
  • A mí me gustaría ver una Obra maravillosa, única e irrepetible... contemplarla de cerca y ver el color, e tamaño, la textura, el material...
  • Yo en un Museo necesito encontrar la Historia. Necesito identificarme con lo que veo de alguna manera y entender que hay detrás; el tipo de sociedad que provocó esa Obra de Arte o utensilio.
Poner en valor no solo las Coleccioes que alberga el Museo, ni tan solo el discurso museográfico que articula la Exposición permanente del mismo, sino dar un paso más allá y ofrecer oportunidades para que todos los públicos encuentren algo que les agrade (aunque no sepan definirlo con palabras en una encuesta) provoca que los visitantes repitan la visita y pasen a ser en vez de visitantes ocasionales (los que van una vez al año al Museo) visitantes asiduos (los que van más de una vez al año al mismo Museo).








 Analizando cualitativamente a los públicos a partir de respuestas y de la observación directa podemos dar Voz a los no expertos, pero sí usuarios de los Museos. El MNCARS y otros importantes Museos españoles están haciendo un serio esfuerzo en sus departamentos pedagógicos por acercar la Colección al Público.

El Museo Reina Sofía asume como función primordial la labor pedagógica de estimular y diseminar la sensibilidad, la imaginación creativa y la capacidad de juicio crítico. Estas son herramientas básicas para operar en un mundo complejo y en continuo cambio, como es el actual. Esta tierra de nadie que es hoy el Museo, aspira a convertirse en catalizador de un territorio común y ello solo puede llevarse a cabo concibiéndose a sí mismo como un espacio de educación, a sabiendas de que él no enseña sino que en él se puede aprender.
 
Esto es posible porque van de la mano de un mecenazgo que patrocina los costes de dichos programas y al personal que lo hace viable. En este caso la Fundación Banco Santander.

Actúar en la Sombra, es una de las actividades programadas para escolares en las que através de un mediador/educador los escolares pasan a ser actores delante de los cuadros informalistas. 

Me quedo por hoy con ésta idea. Los públicos son una parte importante de la misión del Museo. Actúan en la sombra. Pero se ha de pensar en ellos a la hora de definir una exposición, de exponer una Obra de Arte, de redactar una cartela o un panel gráfico, de ofrecer una programación didáctica.

Feliz semana.




No hay comentarios:

Publicar un comentario