miércoles, 19 de junio de 2013

Terrenos de Juego




Andar implica movimiento en una dirección. El verano de Madrid avanza con las esculturas de Giacometti en la Fundación Mapfre, sala Recoletos. No sé si será fácil que reserves tu entrada. GIACOMETTI; TERRENOS DE JUEGO. El verano pide recreo. La Obra de Giacometti un lugar para habitar entre el arte, la vida y la muerte. Si habitas en Madrid o visitas la Ciudad puedes probar suerte.

Yo la tuve hace poco al asistir al programa ART TREK en el Metropolitan Museum de Nueva York. Three Men Walking II. Alberto Giacometti (Tres Hombres Andando II)  fue la primera obra seleccionada para una actividad de Edutainment familiar. 



Como observadora no me perdí detalle. Realmente fue un TERRENO DE JUEGO. Todos jugamos a mirar. A dar la vuelta a la escultura seleccionada. Mi juguete era la cámara. Gracias a congelar el instante mágico podemos ver en la foto de la derecha, como la mujer de negro que anda al fondo, ajena a la actividad, se convierte casi en una escultura de Giacometti en movimiento. Al otro lado de la fotografía y sobre una peana, la escultura gris estilizada y estática marca la sombra en la pared. Encierra algo de eternidad y misterio.

A mi me interesa el público en relación con Giacometti. La cámara en medio. El prinicipio de la vanguardia futurista era descuartizar la velocidad. La fotografía puede hacerlo también. Si hay algo que nos caracteriza a nosotros cien años después es que vamos corriendo a todos lados. Las esculturas de Giacometti perviven en el tiempo ( en Museos, en Plazas públicas) y reflexionar con ellas es lo que nos une con él. Si existe un lenguaje corporal y no solo dialéctico o intelectual hay que fijarse en cómo van vestidos los visitantes y si se sienten bien mirándolas. Desde luego se sientan bien, y con ropas confortables. Se mueven libremente. 

Tarin es educadora profesional con más de 17 años de experiencia. Acompaña a las familias. Interacciona con padres y niños. Facilita material para pintar a los 3 Hombres Andando, II. Reparte cartón, folio y plastidecor. A través de su voz, de sus gestos y preguntas diseña  el escenario entorno a la Obra de Giacometti donde los jugadores que muevan fichas son las familias; diversas, multirraciales. El resto de visitantes del Museo que se desplazan por la Sala mientras el Art Trek se lleva a cabo, son espectadores asombrados. Nos miran y se paran para ver qué hacemos. Formamos parte de una instalación temporal. Todo cobra la naturalidad de un "performance". Una actuación de personas alrededor de la escultura.

Quizá disfrutes tanto, como yo ese día, si en vez de leer la cartela de la escultura, juegas un poco con ella. Mírala. Agáchate y ponte de puntillas. Hazte preguntas que puedan ser obvias. Te sorprenderá lo que te conteste quien te acompaña. Seguro que da volumen a tu mirada. Seguro que cómo mi cámara, capta detalles que no percibías por mirar deprisa.

¿Que és?  
¿cómo la describirías? 
¿Es algo figurativo o no figurativo? 
Intenta dibujarlo. ¿Te gusta el que han hecho los demás? Coméntalo. Habla sobre el color, tu parte favorita, el material del que está hecho, y si te parece que hay proporción. 
Si no estuvieran las figuras en esta Exposición... ¿Dónde estarían? IMAGINA. ¿En el Desierto o el el Polo Norte? 
¿Están vestidos? 
¿Cómo se sienten? 
¿Se divierten? 
¿Se sienten queridos porque son tres?

¿Por qué Giacometti las hizo tan largas?... ¿quieren ser tan altas para llegar a la luna? Parecen estar hechas de roca. Parece que se saben donde van. Hay alma y antropología filosófica en estas formas que nos recuerdan a los exvotos de bronce milenarios rescatados en excavaciones y cuevas. 

Es fácil jugar en el tablero que el artista suizo ha realizado con sus esculturas. Te invito a jugar y recorrer los otros cuatro ámbito temáticos que conforman la Exposición que la Fundación Mapfre. Es aconsejable ver pocas obras (de las 190 que hay) escoge las que te llamen la atención. La  muestra se exhibe hasta el 4 de Agosto. El Chase Manhattan Plaza de Nueva York está a tu alcance si no te gusta volar o no puedes hacerlo más que con la imaginación. 

Giacometti, digno de interrogación. Finalizo con su palabras que te pueden revelar más significados:


"El hombre que camina puede interpretarse como esencia de la vida que continúa, de la búsqueda permanente. (...) La gente confluye y se separa, después se aproxima para acercarse unos a otros. De este modo, se forman y se transforman sin cesar composiciones vivas de una complejidad increíble. Es la totalidad de la vida lo que me gustaría representar en todo lo que emprendo”. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario